domingo, 1 de agosto de 2021

Bugatti Type 57SC Atlantic. "La voiture noire"


Pese a que el título se le asigna a algunos aparatos totalmente respetables de los 60, los 70 o los 80, generalmente con toros o caballos en sus escudos, en los años 30 del siglo XX se realizó el que está considerado por muchos expertos, como el primer espécimen lo que hoy conocemos como “superdeportivo”. Un coche que tanto técnica como estéticamente no tenía rival.


En 1936 Jean Bugatti se encontraba ya al frente de la empresa familiar y lanzó el Bugatti Type 57 SC como versión más deportiva de la serie 57 que sería la de mayor éxito de la casa, superando contra todo pronóstico las 800 unidades entre todas las variantes.

Jean era un brillante diseñador como le correspondía por herencia familiar, tenía grandes referentes artísticos en la familia.
Aplicó con maestria ese don a la creación de increibles automóviles, apoyados siempre por los conocimiento de ingeniería de su padre Ettore.


Así, con menos de 30 años creó una de las figuras más representativas del automovilismo Art Deco (con permiso del Avions Voisin C28). Un automovil de ensueño al que bautizó como Aero Coupe, aunque enseguida lo cambió por Atlantic, en honor a su amigo Jean Mermoz, pionero de la aviación y el primero en cruzar por aire al atlántico sur, fallecido en 1936.

En la primera unidad del 57SC, como había sido en el prototipo previo Aerolithe, la carrocería era de Elektron. 
Este material tiene una base de magnesio, que es muy inflamable, por lo que no se puede soldar. Por ello se realizaron unas costuras para remachar las diferentes piezas y que cruzan el coche a lo largo de la carroceria y de las aletas que le aportan un toque muy atractivo y llamativo al coche, de hecho Jean lo mantuvo en las siguientes tres unidades pese a que, al ser ya de aluminio, no era necesario


Bajo esa fascinante librea el Atlantic esconde una caja de cambios manual de cuatro velocidades, y otra obra de arte como es el motor habitual de la serie 57. 
Se trata de un motor de ocho cilindros en línea con 3.257cc que con la ayuda de un compresor desarrollaba la nada despreciable potencia de 210CV. 
Si en 1937 encontrabas el sitio adecuado y tenías los huevos suficientes, era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h.


De los cuatro coches fabricados se conservan actualmente solo tres en perfecto estado, uno de ellos propiedad del diseñador Ralph Lauren y siempre triunfan donde aparecen.
Pero falta uno...
El cuarto, el ejemplar de color negro con número de chasis 57453, se utilizó en salones, catálogos y promociones, pasando a ser después el coche personal de Jean Bugatti, apodado 'La Voiture Noire' 
Se sabe que en algún momento los reconocidos pilotos Robert Benoist y Williams Grover-Williams lo utilizaron en algunas pruebas deportivas antes ser devuelto definitivamente a la fábrica en 1939.


Al 57453 se le perdió la pista ese mismo año. El coche nunca estuvo registrado a nombre de ningún propietario, y eso no ayuda a seguirle el rastro. 
No está del todo claro y hay muchas leyendas en torno al coche, pero parece ser que Jean Bugatti mandó trasladarlo a una región más segura de Francia cuando el ejército alemán tomó Alsacia, para tratar de garantizar su preservación
Pero nada se supo más sobre el paradero  concreto del Type 57 SC Atlantic. 
Mucho se ha especulado sobre ello.
Que si pudo haber salido de Francia en barco antes de la invasión alemana. Que si dicho barco se hundió sin dejar rastro del coche. Que quizá fue destruido o despiezado por sus guardianes  para evitar que cayera en manos enemigas.
O, como no, la más romántica: Que podría seguir escondido en algún granero o cueva desconocido esperando un afortunado descubridor. De hecho, todavía hoy, muchos coleccionistas siguen buscándolo por Europa.


Desafortunadamente para nosotros, y para la empresa y la familia Bugatti, poco después de las 24 Horas de Le Mans en 1939, nos quedamos sin poder preguntarle a su creador.

A Jean Bugatti le encataba hacer de piloto de pruebas y un día de agosto salió de la fábrica con el Type 57C Tank ganador de la carrera para realizar una prueba en la carretera Molsheim-Estrasburgo. 
En el transcurso de la misma, cuando iba a toda velocidad un ciclista se incorporó sin mirar saliendo a través de un seto y Jean, al tratar de esquivarlo perdió el control del coche y se estrelló, falleciendo así a los 30 años de edad

De todos modos, si alguno de vosotros, revisando el viejo granero de la familia distinguis bajo el abandono de 90 años una figura similar a la del Atlantic, avisadme, porque se estima que, de aparecer en cualquier estado, podría subir de los cien millones en una subasta y yo tengo un par de huecos que tapar.


La verdad es que ya tenía ganas de hacer honores a una de las resinas que realiza con mucho cariño mi amigo Dani ( Priamo Rex por esos mundos) casi siempre de coche preguerra fascinantes como es el caso


Las piezas de resina que me envió tenía muy buena pinta, especialmente la carrocería, pero había que pensar en que versión hacer


Estudié el modelo, sus versiones y las piezas disponibles por los cajones, con lo que finalmente decidí hacer "la voiture noire" pero tomándome la licencia  de prescindir de las tapas de las ruedas trasera porque no me gustan nada y además cuando este tipo de coche se utilizaban se prescindía de ellos porque eran poco prácticos


Para las llantas elegí las preciosas llantas de BRM que sustraje de otro proyecto, porque le quedan genial, pese a que Dani suministra unos tapacubos smilares a los del real más que dignos


Lo primero que hay que cambiarle son los faros, que en el elegido tenían otra ubicación y otra forma, así que los suprimo de la forma menos intrusiva posible, así facilito los trabajos posteriores


Una vez suprimidos tengo que alisar las aletas, de hecho, al quitarlos ya procuré no llegar a ellas para evitar las masillas y remiendos, que el color negro no perdona imperfecciones


Los faros nuevos provienen de un sobrante de un kit de 1/24 que llevaban ya unos cuantos años guardados y dando vueltas por los cajones y que ignoraban que iban a terminar en un Bugatti


Ya con los pequeños cambios realizados repaso bien los huecos. los faros van encajados pero entran justos en el hueco para que no se muevan y con una pizca de cola blanca para que no se muevan luego, me gustan más así que pegados fijos


A la bandeja de Dani le he dado un buen repaso, aprovecho el cuerpo central y el piloto "Jean Bugatti" que se curró Dani, le hice unos cortes y unos puentes para los pasos de rueda traseros, que me rozaban con las ruedas


El volante proviene de una de las maquetas que me cargué para hacer el Alfa 8C, la palanca es el típico alfiler y el salpizadero es de otra bandeja de resina. Para imitar los asientos del real usé un recorte de otra maqueta y le hice las barras-asidero que llevaban lo reales en la parte superior


Ahora toca ajustar todo para que todo encaje y no roce, recordemos que la intención es que sea un coche de Scalextric...



La verdad es que el nuevo interior tiene buena pinta visto desde fuera


Al radiador le he hecho un poco de trabajo manual, marcando el perfil lateral todo alrededor con un útil que me inventé hace tiempo, he añadido un poquito del mismo material para suplir la falta del perfil central y una piececilla avalada dosnde va a ir el logo de Bugatti


La verdad es que me gusta un poquito más, sin desmerecer el trabajo de Dani


Detallé un par de cosas, rematé bien todos los huecos de la carocería y monté todo para que encajara bien durante la prueba dinámica previa a la pintura y terminar de ajustar el chasis


En la parte trasera he añadido una toma del depósito para que vaya en el color de la carrocería y le he hecho la llamativa y específica sextuple salida de escape a base de unir dos de Mercedes C111 de Altaya que tenía guardadas


En la parte delantera solo me faltaba la barra transversal del chasi quasomaba entre las aletas y que en el caos del original aprovechaban para colocar la matrícula


Finalmente descarté el chasis de resina porque no me gustan y me hice un nuevo chasis a partir de un Fly con motor delantero, al que le adapté una guía basculante casera que le hice con placa base y que funciona bastante bien.


Sin tener demasiado recorrido es muy práctica  porque no lleva cables y es bastante discreta


el negro brillo es un color que me encanta para los coches porque luce mucho el detalle, pero en los coche de carreras hay que reconocer que se ven poco... aunque a este carreras le van a tocar pocas


El habitáculo gana mucho con los colores adecuados y el señor Bugatti está muy elegante con su traje gris y su corbata


Para los cromados he recurrido al viejo método de la cinta de aluminio, da trabajo, pero el resultado es mucho más reluciente que con las pinturas que he probado


La presencia del coche es fascinante, para las rejillas del motor he aprovechado un trozo de malla metálica que tenia guardado


A falta de las calcas para la matrícula y el logo de la marca el coche se queda así, me encanta


La vista trasera con el tpón cromado, los cuatro pilotillos y las seis salidas de escape es espectacular
 








Caundo lo saco fuera luce un montón, pero a mi me encanta verlo en mi diminuto  tramo-diorama casero 



viernes, 2 de abril de 2021

Alfa Romeo 33 Stradale

Alfa Romeo se retiró de la competición tras ganar los dos primeros campeonatos de F1 para centrarse en la modernización de sus líneas de producción y desarrollar nuevos modelos de calle.
Y así fue más o menos hasta que, ya en los años 60, la Autodelta dirigida por Carlo Chiti se convirtió en la división deportiva de Alfa Romeo. Su mirada se dirigió esta vez al Campeonato Mundial de Resistencia. 
Para empezar desarrolló un GT durante 1965 y 1966 con los Giulia TZ y TZ2 pero pronto se descubrió que su tiempo había pasado. Había que diseñar un verdadero Sport y así nació un nuevo proyecto, conocido como Tipo 33

El equipo de Chiti creo una estructura de aluminio y subchasis de magnesio alrededor de un motor TZ2 de 1.6 litros, pero pronto fue evolucionando hasta el primer prototipo de Alfa Romeo Tipo 33 conocido como "periscópica". 
Las primeras unidades entraron en competición en 1967, con un motor V8 de 2 litros que rendía 260CV a 9000rpm


Pero durante aquel mismo año, también se desarrolló una versión diferente, no orientada a la competición y que no se dio a conocer hasta septiembre, el Alfa Romeo 33 Stradale.



Franco Scaglione plasmó toda su genialidad en la carrocería batida en aluminio por las hábiles manos de Carrozzería Marazzi haciendo nacer el que está considerado por muchos como la obra maestra de Scaglione y por los alfistas y muchos otros aficionados como el coche más bonito de la historia (para los ignorantes y los escépticos es solo uno más o el Alfa más bonito de los 60, ni idea tienen)


Autodelta se encargó de la parte mecánica y cuentan que más que inspirarse en el coche de carreras, eran realmente el coche de carreras, ya que compartían el 95% de las piezas. El proceso totalmente artesanal  dejó huella diferenciadora en cada uno de los dieciocho chasis que se construyeron.

En posición crentral posterior se montó el mismo motor V8 de 2.0 litros que montaban los de competición. Fue el primer motor de Alfa Romeo en estar fabricado en aleación de aluminio. Tanto el bloque como las culatas superpuestas a 90º. El motor del Stradale rendía 230CV al reducir el régimen para hacerlo más utilizable, pero subía de vueltas aullando como un lobo y moviendo a toda velocidad los escasos 700kg del conjunto


De las dieciocho unidades fabricadas,  trece se entregaron a clientes, una quedó guardada en Alfa Romeo y las cuatro restantes fueron entregadas en forma de chasis a Pininfarina, Italdesign Giugiaro y Bertone para que dieran rienda suelta a su creatividad. De ahí salieron salieron los Alfa Romeo Carabo, Alfa Romeo P33 Roadster, Alfa Romeo Iguana, Alfa Romeo 33/2 Coupé Speciale, Alfa Romeo P33 Cuneo y Alfa Romeo Navajo. Todos ellos diferentes entre sí, pero todos ellos con el corazón del mejor Alfa Romeo.

Tras adquirir el kit del que os hablaré a continuación empecé a investigar la trayectoria deportiva del modelo y no me llamó especialmente la atención ninguna actuación, prácticamente la única unidad que compitió fue la de la Scar Autostrada con Piero Laureati. Realmente no tenía mucho sentido internarse en la competición con este coche, así que decidí dejarlo como debe ser, limpio de números pitarrajeados.


Tras mucho tiempo dándole vueltas al hecho de hacerme con un 33 Stradale de psk de alguna forma y más o menos tener una unidad localizada, apareció el muchísimo más económico Area 71, diseñado en 3d con una increible fidelidad.
Todo lo que conocía hasta entonces en 3d tenía claroscuros, lo que aguantaba no tenía calidad y lo que la tenía era quebradizo. Lo ideal sería hacerse un 3d, alisar las lineas de impresión y clonarlo en resina. pero Area 71 ha utilizado un nuevo material de impresión, sin apenas líneas de impresión y muy resistente, así que tiré la casa por la ventana y les pedí uno.


La primera impresión es que la calidad del producto es muy buena, pero acojona la lijada que me espera


Es realmente ligera y el material se deja trabajar pero no está exento de dedicarle unas buenas horas de alisado, aunque a mi eso no me da miedo, la verdad, en peores plazas tengo "toreao"


El kit ya trae un chasis (en 3d, como no) alque solo hay que acoplarle una cuna del tipo Slot-it y unos ejes y llantas 



En principio le acoplé un motor Mabushi, pero en la fase final de montado lo tuve que sustituir por uno de caja larga, porque el espacio es tan justo que no me cerraba con la altura del mabushi


Busqué unas llantas que se me adapten a los tapacubos que trae el kit a los que les coloqué unos neumáticos de perfil adecuado, en este caso de un  Capri de SRC que son muy adecuados



Con la parte mecánica definida toca liarse a lijar, el proceso que seguí es sencillo:
-Lija de 1000 para desbastar lo más gordo del acabado de impresión
-Capa de imprimación para ver como vamos, preferiblemente una gruesa como la duplicolor
-lija de 1500 para  igualar

Al llegar a este punto ya se ve donde hace falta un poco de masilla fina, tipo putty de Tamiya donde las marcas eran más profundas y una vez seca a lijar de nuevo con 1500 antes de dar otra capa de imprimación


Una pasadita de lija de 2000 no le viene mal tras la última capa antes de pintarlo de colorao
 

Utilizo el color 380 de Dupli que me parece muy adecuado


Una vez seca la pintura vuelvo a acoplar todo a ver si sigue encajando  bien


De paso y antes de barnizar le hice las rejillas para los huecos de refrigeración con malla de acero que se adapta perfectamente a las formas y las mantiene


Una capita de barniz y a pintar los marcos en cromado y ya casi lo tenemos


Los cristales que proporcionan con el kit se adaptan muy bien, pero no están exentos de dedicarles el tiempo necesario 

Desde luego es un coche precioso, al kit le he añadido algunas cosas como los pulsadores de las puertas


También le cambié la cabeza del pilot, los faros y los pilotos traseros



Una matriculita no le viene mal, el nivel de detalle del kit es mas que adecuado


Le puse una plaquita de matrícula a la que todavía no le he asignado numeración, ya veré si me guio más adelante por la realidad o la fantasía. La imitación del terminal de la caja de cambios me la cargué al principio del trabajo, pero la sustituí por un resto de otro coche


Los logos de Alfa Romeo me los había hecho hace tiempo decal Station para otro proyecto y me han venido de perlas


Os había dicho ya que ees un coche precioso?


El nivel de detalle del trabajo de Area71 se refleja en el "scudetto" delantero, simplemente precioso
 



Pues por fin tengo mi Stradale y estoy encantado, y ya casi tengo todas las versiones del 33!!!