domingo, 3 de septiembre de 2017

Alfa Romeo TZ1. Jean Roland-Gabriel Augias, Tour de Corse 1964

El proyecto de un GT sobre la base del Giulietta se gestó desde los inicios del modelo, pero tardó muchisimo en madurar y solo lo hizo con alegrís desde que la firma del Portello se decidió a apoyar el proyecto de Zagato. Primero con las diversas versiones del SVZ y luego con el ansiado GT, ya con el tren delantero y el motor 1600 del Giulia, chasis tubular y carroceria adecuada, con un largo morro y cola de Kamm, . El coche funcionó realmente bien y su concepto triunfaría en competición y continuaría evolucionando en el TZ2, pero el desarrollo del coche se había retrasado sobremanera y la época dorada de los GT había pasado. Los Giulia dominaban campeonatos y Chitty ya andaba liado con la gestación de un Sport... su tiempo había pasdo...

Pese a haber debutado con un Peugeot y llegar a ser uno de los pilotos oficiales de Citroën, Jean Roland fue un piloto Alfa.
Rolland fue un buen piloto en circuitos, pero donde destacaba especialmente era en las pruebas  de carretera, como muestra decir que finalizó 8º con el Peugeot 203 en el Tour de Corse del 59 y segundo en el 60 ya con un Alfa Giulietta Sprint.

Corcega era su terreno favorito, en 1962, siempre acompañado por Gabriel Augias, venció por velocidad al Ferrari 250 GT SWB de Simon y Granjean finalizando la prueba 4º y 1º en GT con su Alfa SZ. Pero ese tipo de carreras no las ganaba el más rápido, sino quien menos penalizaba, y la ganó el especialista en el tema Orsini con su Dauphine que entró en Bastia sin penalizaciones. Una prueba de más de 26 horas ininterrumpidas de rallye (igualito que ahora) en las que se penalizaba quien superara la media impuesta por la organización.

En 1964, ya con este Alfa TZ finalizó segundo gracias a su brillante pilotaje tras el R8 Gordini de Vinatier, en un rallye durísimo que solo terminaron una décima parte de los que salieron (8 de 79), lo que ponía en evidencia su mimo de la mecanica y su finura al volante.


El Tour de Corse siempre se le resistió, ya que en 1966, en su última participación, volvió a ser 2º con un Alfa GTA tras el R8 Proto de Piot.



Desafortunadamente, durante los entrenamientos para los 1000km de Paris e septiembre de 1967 Jean perdió el control del Alfa 33 al negociar una curva y se fue contra el muro y el coche se incendió...

Hace ya tiempo que tengo una carrocería de un TZ de Ocar, seguramente clonada de algún otro fabricante, como era costumbre de la casa. Supongo que sería una copia de alguna de esas marcas francesas que tan bellas carrocerías han aportado al mundillo slotero.

Como es habitual en el clonador británico, la carrocería tiene un dedo de gordo y muchos detalles están dejados al azar, abriendo un amplio campo de posibilidades de mejora a los valientes.
Lo primero fue localizar algunas piezas, como chasis e interior. La suerte recalló en una bandeja de R5 turbo de SCX y un chasis de R8 de la misma casa debidamente adaptados a su nueva ubicación


Por supuesto, la carrocería necesitó una buena dosis de fresa para rebajar el grosor, especialmente en los montantes, pero merece la pena. Las llantas son de A2M y los tapacubos estaban en una bolsita por alguna razón que no recuerdo, pero esta podía ser una y muy buena...


Pese a que no se aprecia demasiado, sustituí la llanta que traía la bandeja por otra similar a las que puse al coche... hay que cuidar también esos detalles


Los pilotos traseros eran una de las peores características de la carrocería, así que los eliminé e hice un rebaje para que encajaran bien unos de un Opel GT de Pogüesló... lo único que logré aprovechar de él hasta ahora, jejeje

La pintura no es un reto demasiado complicado, y para los cromados, cinta de aluminio a gogó, como debe ser




Para los servicios calqueros, recurro como es habitual a Decal Station, logrando de nuevo reflejar perfectamente mis deseos y cumpiendo ampliamente mis espectativas..


El resultado es el que esperaba, estoy muy contento con el resultado, creo que el conjunto le puede hacer algo de justicia al coche


los cristales si que fueron un gran problema, ya que Ocar los adaptó a la carrocería con su grosor de resina y al modificarlo, no ajustan, así que tuve que trabajar bastante en ellos, pero finalmente logré que quedaran bastante decentes.


Luego le añadí unas cuantas cosillas para que lo hicieran bonito y de rallye



Con todo ello en su sitio, ya está terminado y puedo sacarlo al fin al balcón, tras muuuuucho tiempo de caja en caja sin montar. Me encanta ver terminados estos coches que parecía que no iba a terminar nunca.





Me gusta el pequeño Alfa y me encantan los coches que se diseñaron específicamente para circuitos  y que terminaron corriendo rallyes, si es un Alfa, pues mejor.
Gracias señor Roland, se merecía haber ganado mínimo un TdC.


miércoles, 21 de junio de 2017

Mercedes 450 SLC. Heyer- Schickertanz. Entrenamientos Le Mans 1978

Para la temporada de 1978, Mercedes planeó utilizar en competición el 450 SLC, por lo que puso tres unidades en manos de AMG para una primera tentativa. 


En AMG prepararon un superturismo de Grupo 2 para el ETCC, donde se tendría que enfrentar a los Jaguar y los BMW. 
Del motor de 8 cilindros en V llegaron a extraer unos 380CV, acoplado a una caja automática de 3 velocidades prácticamente de serie, ¡¡la caja manual de 5 velocidades no la habían homologado!!


Los pilotos de AMG Hans Heyer y Clemens Schickertanz fueron los encargados de hacer correr el coche en la primera carrera del ETCC en Monza, llevandolo al 5º puesto en clasificación, tened en cuenta que estaba aún muy verde el proyecto, especialmente en transmisión y frenos. El peso era también un problema, pese a que habían logrado bajarlo de los casi 1700kg de serie a unos 1300... Pese a todo ello lograron sobreponerse y alcanzar el tercer puesto en carrera.



Para los test de Le Mans se presentó como grupo 5 al llevar bastantes piezas experimentales y sin homologación, lo que dio bastante quebraderos de cabeza al equipo, que pasó más tiempo en boxes que en pista. Heyer hizo lo que pudo para tratar de clasificarse, pero no fue posible.

Tras LeMans, AMG pasó bastante tiempo evolucionando, mejorando el coche y buscando la victoria, esta llegó por fin en la última carrera del ETCC de 1980 y nada menos que en Nurburgring, Schickertanz y Denzel lograron la victoria que tanto se les había resistido...



 Este era un coche al que realmente le tenía ganas hace mucho tiempo. Hace unos años pensé en hacerlo a partir del 450 de Evolution  del Bandama que hice hace unos años. pero por azares del destino descubrí que Toni Ruvira también había hecho esta versión y su precio era totalmente razonable. Así que, a traves de un  muy buen amigo (gracias Mr. X) me puse en contacto con él y realmente ha merecido la pena, es tan buen tio como modelista, así que retomo con este Mercedes mi antiguo amor por las resinas de Evolution para no dejarlo más. Gracias Toni.

De la reproducción no puedo decir más que está en la linea de la marca, a un nivel muy alto, pero con posibilidades de mejora si quieres (o te atreves). Un buen kit como debe ser, de buena calidad y acabado, que se deja querer y se deja hacer sin dar la lata con nimiedades a consecuencia de los materiales. Y encima a buen precio...


Ajustar el chasi no me causó el más mínimo problema, ya que tenía un HRS de Slot.it que le iba perfecto, y unas llantas BBS de Ninco que le sientan de muerte


Solamente repasar las rebabas del molde y un par de retoquen mínimos en los pasos de  rueda delanteros y hacer pasantes los agujeros de ventilación de los frenos, porque me apetece


Una vez ajustado todo, no hay que tocar nada más, ya puede pasar a pintura tras limpiarlo de impurezas y restos de grasa como siempre


Es que con este coche ni la elección de color es complicada...



 Le doy el toque negro a los marcos y rejillas y ya tengo todo listo para calquear



Desafortunadamente, la hoja de calcas que me envió Toni era bastante antigua, se había hecho con los datos disponibles en aquellos tiempos, que desde luego no eran los de ahora, y también la calidad de impresión dejaba bastante que desear, con algunos dibujos descentrados, así que las descarté y eché mano de nuevo de la colaboración con Decal Station para rehacer la decoración como el coche se merece


El resultado fue altamente satisfactorio, como no podía ser de otra manera. Lo que si que me complicó un poco la vida fueron los cristales, ya que tuve que cortarlos en varias piezas para adaptarlos entre las barras antivuelco interiores y conseguir una correcta colocación



Una vez superado ese pequeño inconveniente, le puse un montón de adornitos y cambié algunas de las piezas de  serie por otras a mi gusto y este fue el resultado:






El resultado, un coche espectacular, al que hace mucho que le tenía ganas y muy bien reproducido por Evolution. Totalmente recomendable

martes, 20 de junio de 2017

Ford Falcon Futura Sprint. P. Jopp - T. Jarman. Rallye Montecarlo 1963



El Ford Falcon fue lanzado por Ford en 1960 para cubrir un nuevo hueco en los vehículos populares, fue la conservadora respuesta de Ford a la innovadora apuesta de GM (vía Chevrolet) con el Corvair de motor posterior y  que fue martirizado en su época por ser "diferente".


El Corvair Monza tuvo una gran aceptación y se vendió más que el resto de la gama, eso no pasó desapercibido a Ford, que contraatacó con las versiones Futura Sprint del Falcon con un V8 de 260, pero no era suficiente para competir con el Monza Coupé, Lee Iacocca estaba ya pensando en un sustituto que llenara ese nuevo nicho de mercado, al que pondría nombre de un caballo...

 

1962, en pleno lanzamiento del plan "Total Performance" el Falcon, como no, se vió involucrado en él. Como avanzadilla, algunos Galaxie compitieron en campeonatos británicos. Pero el Rallye de Montecarlo llamaba mucho la atención a los americanos.
George Merwin, uno de los directivos de Ford fue seleccionado para organizar el equipo, se fijó en Europa y adaptó los Falcon a la normativa FIA, sin embargo los pilotos más importantes ya estaban comprometidos. Aún así logró convencer al británico Jeff Uren como jefe de equipo que logró formar tres equipos. Uno femenino con Anne Hall como piloto y Margaret McKesie como navegante. y otros dos masculinos, formado el primero por el americano Peter Trant y el británico Jopp Jarman, y -desviando del equipo de Ford GB y del Ford Cortina que iba a usar el sonriente sueco Bo Ljungfeldt,-al 2º Falcon, acompañado por  Gunnar Haggborn, que había formado parte del equipo Saab vencedor en la edición anterior. La experiencia sobre hielo de los pilotos suecos resultaba siempre decisiva.


En Charlotte (Carolina del Norte) se preparan los coches con el motor V8 260 potenciado a imagen de los Cobra junto con un cambio manual de 4 velocidades. Los coches llegan así a los talleres británicos de Alan Mann que se encargará del resto de la preparación, junto con los neumáticos de clavos traídos de Suecia.


De los varios puntos de partida del Rallye de Montecarlo de 1963, Ford eligió el mismo Montecarlo para aprovechar al máximo el impacto mediático. Todo empieza bien pero pronto se tuerce, cuando una gran nevada sorprende a los participantes que habían partido de Montecarlo y la mayoría quedan atrapados en la nieve, solo Ljunfeldt y Jarman consiguen pasar gracias a sus neumáticos de clavos pero cargados de penalizaciones. Anna Hall se retira fuera de tiempo y Ljunfeldt tiene que reparar el embrague, pero posteriormente marca el mejor tiempo en varios tramos pese al handicap por la cilindrada de su motor. Finalmente Jarman entró en 35ª posición y primero de la categoría de más de 3 litros y Ljunfeldt en 43ª. Resultando los Falcon los coches más rápidos de un rallye ganado por Erick Clarsson y su Saab.


Tras el rallye de Montecarlo los coches fueron cedidos a Ford Francia y en manos de Henri Greder logran importantes resultados.

La verdad es que hace tiempo ya que tenía ganas de empezar una serie de coche que  representa la unión entre el grandilucuente mercado de los coches yankees y el interesantísimo mundillo de las competiciones europeas. En esa relacción de mucho tiempo hay altibajos y desengaños, asçi que intentaré traeros aquí algunas de esas historias.

Una de los primeros idilios serios de los fabricantes yankees con el rallye de Montecarlo fue protagonizado, como os cuento al principio por los Ford Falcon Futura Sprint. Tras mucho tiempo buscando uno de los die-cast que fabricó Arko a un precio razonable sin éxito, me decidí finalmente por la copia del que había hecho RMS resons. Ya conocía la calidad de sus copias de ocasiones anteriores y el precio es más bajo de los que se cotiza el estático, ahorrándome trabajo de paso

Como veis, la carrocería está bien hecha, aunque, fiel a mi costumbre, sustituya muchas de las piezas por otras que me gusten más



Para que las ruedas sean lo más parecidas a las que  llevaba el real, he clonado unas de Galaxie de Revell, que le sientan de miedo

La bandeja es de un Mustang de Carrera despiezado, al igual que el chasis, todo encaja perfecto

lo más complicado es, sin duda, el cromado de la parrilla delantera y de la defensa trasera. para ello uso mi típica cinta de aluminio y la infinita paciencia que hay que dedicarle al proceso, pero el resultado merece la pena, y más comparado con lo que ofrece el mercado.

El resultado ha sido bastante satisfactorio, aunque lo tuve que repetir un par de veces.

Ya que estoy con las manos en la cinta, pues le pongo un poco a los pilotos traseros


Una vez superado ese tema, me pongo a pintar la carrocería tras un somero repaso a los escasos poros de la copia que me tocó.

Una vez bien seca, ya puedo proseguir detallando los adornos cromados que van en la carrocería 


Una vez todo preparado, pues lio de nuevo a Decal Station para que colabore con el diseño y realización de las calcas, y el resultado, como siempre, es espectacular


Unos adornitos por aquí con forma de faros y limpias y el aparato ya está listo. La verdad es que el resultado me encanta.




Me gustan mucho los paquebotes (el Falcon era considerado "pequeño") yankees que trataron de moverse con dignidad por las estrechas carreteras de los rallyes europeos, poco a poco intentaré terminar alguno más que ya os iré poniendo