lunes, 18 de mayo de 2020

Alfa Romeo 8C Rallye de Montecarlo 1935. Trevoux-Chinetti

En junio de 2020 mi marca favorita cumple 110 años. En junio de 1910 se constituyó la Anonima Lombarda Fabbrica Automobili, que adopta como símbolos la cruz roja sobre campo blanco del escudo de Milán y el Biscione, la serpiente sobre campo azul, símbolo de los Visconti.
Supongo que a estas alturas ya conoceis mi devoción por automóviles que salieron de la fábrica de Arese.  Así que este año me gustaría  aprovechar para hacer honor a dicho  aniversario con alguno de los Portadores del biscione que siempre he deseado.

El año pasado Enric Guillamot en una de sus hipnotizantes aportaciones a la historia feisbukera del automovil publicó una foto de un Alfa 8C con techo y encima del Rallye de Montecarlo que me cautivó. Con su habitual amabilidad y destreza con los archivos fotográficos respondió a mi demanda con un par de nuevas fotos que despertaron aún más mi curiosidad.

Tenia que hacerme ese coche!!!!

En ese coche, con carrocería Touring uno de los pilotos era ni más ni menos que el gran Luigi Chinetti

Pese a que no tengo especial devoción por los coches pre-guerra en general siempre aparece alguno que me haga tilín, y hacerlos andar mola. Tengo un Alfa de SCX GB con guía basculante que va guay y un Bugatti con eje delantero de aluminio direccional que van muy bien.

Los Alfa 8C de Vittorio Jano me parecen fascinantes y como ya tengo uno largo de Le Mans, tenía que hacerme este de rally, mi especialidad favorita y de la que nunca había pensado tener un representante tan antiguo, y menos un Alfa



 Luigi Chinetti, hijo de un armero de Milán, aprendió en su adolescencia el oficio de su padre, lo que le  proporcionó conocimientos para ingresar como mecánico en Alfa Romeo siendo aún muy joven. Durante esa época entabló cierta amistad con los pilotos de la casa, los mejores de su tiempo y entre ellos un tal Enzo Ferrari.
 La llegada de Mussolini al poder hizo que Luigi, al que no le hacía gracia alguan su régimen, se mudara a París, en donde montó una concesión de la marca del biscione con bastante éxito, llegando a ser distribuidor también de Maserati y Delahaye.
En 1932 Raymond Sommer cliente y amigo, aparte de un piloto rapidísimo, consciente da la capacidad de Luigi como piloto y mecánico, le pidió que fuera su copiloto en las 24h de Le Mans en el Alfa Romeo 8C 2300 que le había comprado. En la carrera se hicieron con el liderato a las 3 de la mañana, pero Sommer se vio obligado a conducir la mayor parte de la carrera, ya que su copiloto tuvo fiebre después de trabajar a destajo durante muchas horas seguidas para dejar listo el 8C de batalla corta para la carrera. Después de conducir un turno de 3 horas, Chinetti no pudo hacer nada más, quedando el Alfa en manos de Sommer que lo llevó a la victoria con dos vueltas de ventaja sobre otro Alfa Romeo. 
Aún enfermo logró la primera de sus victorias en La Sarthe. 
Al año siguiente volvió con otro 8C 2300 de su propiedad, quedando segundo tras los inalcanzables Sommer y Nuvolari.

En 1934 se inscribió con el debutante Philippe Etancelin para lograr su segunda victoria en Le Mans, con más de 13 vueltas de ventaja, dicha edición la ganaron con traje y corbata porque estaban grabando un reportaje y el box estaba lleno de focos, gente y cámaras de cine.

Pocos meses despues se presentó al Rallye de Montecarlo
En enero de 1935 se presenta en Atenas un precioso Alfa Romeo 8C 2300 de batalla corta con placa MI 43454 y carrocería Touring con Luigi Chinetti como copiloto y mecánico del vencedor de la prueba el año anterior, Jean Trevoux. 
Conscientes de sus posibilidades eligieron uno de los recorridos más dificil que los beneficiaba el coeficiente y ambos tenían capacidad al volante y técnica como para superar cualquier problema que surgiera en la ruta con solvencia y velocidad.

El recorrido tenían que realizarlo a una velocidad media de 40 km/h salvo en los últimos 1000 km que se haría a 50 km/h. Poneos en situación: velocidad media de 40-50km/h por carretera abierta... ¡¡en 1935!!
A Mónaco llegaron líderes, con la mejor media de los 104 coches que lograron llegar, de los cuales siete tenían penalización, por lo que solo 97 podrían participar en las pruebas finales realizadas en la ciudad . Las pruebas eran una salida en frío, y una prueba de aceleración, velocidad y frenaje. Durante la prueba de velocidad Trevoux pierde el control del 8C al salir de una curva y el coche termina contra uno de los muros que rodean el circuito dañando el Alfa y perdiendo toda posibilidad de una victoria cantada... habría sido interesante tener en su palmarés los triunfos en las dos pruebas mas representativas de sus especialidades.


Fianlmente en los libros de historia figura que el ganador fue Charles Lahaye con vehículo Renault que tomó la salida desde Stavanger y obtuvo 1.073 puntos. En la categoría de 1500 cc venció Ridley con un Triumph; en la copa para damas lo hizo Mme. Marinovitch que partió desde Palermo con un Ford .


Chinetti se encontraba en Indianápolis para ver las 500 Millas a finales de mayo de 1940. Días más tarde, el ejército alemán invadió Francia, por lo que se quedó en Estados Unidos.

El Alfa 8C 2600 coche fue devuelto a Arese y reparado en la fabrica tras el rallye y vendido a Hungría, para un tiempo después regresar a Italia y ser vendido al empresario italiano residente en Londres Giulio Rimoldi que lo conservó hasta su muerte. 



En 2002 salio a subasta y fue adjudicado por 1.450.000$.... no creo que llegue a tener uno, así que casi mejor me lo hago a escala.


Tenía por casa algunas maquetas de Alfas de la época que estaban para "eslotizar" pero que nunca me decidía por verlas pequeñas, y más al lado del otro 8C 2300 de SCX que modifiqué hace un tiempo.
Decidí que la base tenían que ser unas ruedas, por lo que recurrí a Juan Carlos de Lagartija Kit que me envió 5 ya pintadas en negro.
Alrededor de ellas empecé a plantear el trabajo que si no imposible, parecía laborioso, asi que así se quedó, planteado en parte a modo de boceto en la caja hasta nuevo aviso.



habréis oido hablar del término de moda en 2020 "confinamiento", pues esa etapa coincidió con mis vacaciones, que tenía ya "organizadas" para hacer cosas en casa, pero que el cierre de los proveedores me condujo "tristemente" a replantear mi tiempo de ocio hacia la cajita que contenía el proyecto del Alfa.
Como hay que empezar por algo un proyecto de este tipo, decidí hacerlo por el chasis, adaptado a las medidas de batalla del real reducido 32 veces

El chasis que venía con las aletas incluidas de Pyro me daba la batalla correcta, el cuerpo central de Airfix un nucleo de la carrocera adecuado si lo cortaba en los sitios adecuados


Tenía muy claro que todo giraría alrededor de las preciosas ruedas de BRM que comercializa Lagartija Kit, y como son de un diámetro algo superior a lo que traían los kits, tuve que cortar y llevar al sitio las aletas del primero para ubicarlas (sí, quizás es mas facil de escribir que de hacer) 


La segunda carrocería, la de Airfix corté a la mitad para darle anchura y le quité la parte posterior para dejarla de la medida necesaria de anchura. tanto el Airfix como el Pyro (este más) están escasos de medida


A partir de ahí, ya con una base ya bastante adecuada era ir uniendo piezas, añadiendo material y poniendo masilla por doquier para dejar unas uniones decentes.
Premisas eran que el tamaño fuera adecuado y ajustar el peso del conjunto utilizando plástico siempre que pudiera


El radiador del Airfix era el adecuado para mi proyecto, pero le faltaba un pelín de longitud de morro


Como podéis ver al fondo, utilicé el 8C de Scalextric como referencia, ya que sus proporciones me parecen muy adecuadas para el conjunto. aquí de aprecia el aumento de anchura



La capota fue todo un reto, le di muchas vultas a como plantear hacerla desde cero


A partir un boceto a escala  planteando en un papel, lo recorté en plástico para hacer el cuerpo base. 


Cada paso iba adaptándolo a la carrocería para que luego ajustara correctamente.



A base de añadir material  y hacer el ventanuco traseero voy comprobando que las medidas encajen, de paso voy dando masilla a la carrocería para completar el ajuste 


Con el techo que me había sobrado del TR4 de Airfix y algo de masilla para las uniones  se podía acercar el tejado a las formas definitivas


No quedó nada mal, la cosa empezaba a tener buena pinta


La idea para el parabrisas era tallarlo de un cristal de una maqueta de 1/24, así que primero hice una plantilla de cartón para ir asentsando el techo y que me sirviera de plantilla


La parte trasera del Airfix tenía la forma adecuada, pero tuve que adaptar la inclinación y el asiento de la rueda de repuesto


Continuamente fui haciendo pruebas de encaje y retocando cosas, os pongo las fotos, que hablan mejor que yo


El chasis  entraba muy justo, como debe ser y entodo momento fui probando con tada la mecánoca montsada para evitar sorpresas, el espacio es realmente justo y el motor que elegí realmente voluminoso para un coche de este estilo


Para la guiá hice varias pruebas, pero lo más adecuado me parecía la cuerda de piano. es muy simple y evitamos soldaduras y  sobretodo el pegamento en una pieza que sufre tantos golpes


Tras las primeras prubas de centrado y longitud del brazo la retrasé para que quedara más disimulada con la carrocería por recomendación de mi asesor


Una vez tallado el cristal de una pieza sobrante de plástico transparente de una maqueta, la fijo en su sitio para que sirva de referencia para asentar la capota


Voy dando putty regularmente para unir piezas y disimular cortes. también aprovecho para asentar la capota con el parabrisas y que todo encaje de forma similar al real


Me gusta ir montando las piezas para ver que tal quedan y en este momento ya se ve la pinta que tiene


El señor que está al fondo no está por casualidad, realmente lo uso como referencia de altura para que el coche en general tenga la altura adecuada


Como todo encaja pr fuera es hora de ponerse con el habitáculo, el motor no me permite ponerlo completo, pero quiero que tenga todo lo posible. Para los respaldos uso los de Airfix, pero dándoles un poco de anchura como a la carrocería y de paso simulo un plicgue central de división de los asientos


Le pongo una tira por detrás para que imite una costura, me lo cierre por detrás


El cojín del asiento lo pongo sobre una base que me tape el motor


Ahora tengo que empezar a adaptar el piloto a la altura del conjunto y al fondo plano con lo máximo  de cuerpo que quepa


Como todo encaja correctamente y la lija va bien, es el momento de poner la moldura lateral.
La hice con una tira de evergreen siguiendo la curva que marqué en la carrocería con lápiz


Los marcos del parabrisas son también de evergreen de sección rectangular  de 2x1 con un poco de rebaje para darles forma y que de cuerpo al cristal


La rueda de repuesto entra justa, pero aún así prefiero hacerle una fijación, porque es un coche de slot y no quiero que se caiga al trotar por ahí


De paso que hago el soporte pongo la pieza del depósito de la maqueta, así queda como era el real por dentro cuando la desmonte.


Para montala y desmontarla aprovecho y pongo un tornillo en la llanta y hago un agujero por la parte interior para acceder con el destornillador


Llegó el momento de los ajuste finales, montando las piezas y repasando uniones pliegues y rebajes. Y que la cabeza del inquilino entre debajo de la capota


En la parte delantera ya puedo poner los soportes de la toma de fuerza del motor y las piezas de la suspensión que también aprovecho de la maqueta


Los derivabrisas que iban acoplados a los lados del parabrisas los hice con restos de fotograbados pegados de forma que parezcan una pieza.

Ese pegote de Putty que se ve en la aleta delantera es porque lo rompí tratando de enderezar la aleta, que no siempre sale todo perfecto


El chasis queda basytante curioso auque esté hecho a la antigua, sin tresdé ni nada, con los restos de un chasis de F1 de SCX y un puente delantero de uno de Slot Classic



Por fin toca imprimación para ver si todo está bien y repasar donde haga falta... la verdad es que está muy bonito


Todo tiene bastante buena pinta, así que otra capita más para igualar y vamos a la pintura


Como pensaba desde el principio el rojo le sienta de muerte y los detales negros y cromados lo realzan más aún


Ya puedo ir colocandole piezas como las manillas, los faros, el escape, limpias.
Los soportes de la matrícula trasera son piezas de fotograbado con una lampara redonda que había hace años desparejada en el cajoncito de los faros







No me puede resistir a hacerle fotos  aún sin estar completo



La guía basculante de cuerda de piano que siempre nos iba bien para los coches de rallye, y este lo es al fin y al cabo. 






Cuando tenía negociados unos pilotos con un amigo dejó de funcionar el correo a causa del parón de marzo, así que tiré de lo que había por casa 



Fui cortando y pegando hasta darles una forma creible y que de paso encajara en el minúsculo habitáculo de forma natural, convirtiendo los sombreros en gorras y unas solapas para los abrigos, que en enero en los Alpes hace frío



Los pinté en colores sobrios al estilo de la época




Antes de colocarlos en su sitio remato el interior con el salpicadero,la palanca y la columna de dirección


El periódico que porta el copiloto lo puse porque la mano que utilicé estaba diseñada para asir el volante y sin él quedaba en una postura digamos... onanística.



Me encanta la postura que ha quedado, es bastante natural y no se están pegando por el espacio ni hacen formas raras



Ahí podeis apreciar el recorrido del brazo de la guía. También podeis ver las ballestas traseras completas que se pueden desmontar




Así quedó la cosa a falta de las calcas, que nos retrasa un poco el estado de alarma








Las bases de las palcas de rallye en fotograbado las aprovecho de prototipo de un transkit de Decal Station


Cuando al fin volvió la cosa un poco a la normalidad Decal Station nos remitió la deco para mi alegría y la del Alfa. El resultado es espectacular, al menos para mi







Cuando ya creía que estaba todo listo, Enric Guillamot me facilitó una foto de la parte posterior que os puse arriba y que no tenía. En ella se ve la luz de marcha atrás, de tamaño de faro supletorio, algo muy habitual en los rallyes invernales  de cualquier época para poder ver algo en reversa, así que manos a la obra


Con mucho cariño y cuidadito le hago un agujero en el que fijar el soporte que le hice al faro, así el conjunto está completo.



La verdad es que estoy muy contento del conjunto, incluso podría decir que estoy orgulloso de haber hecho un coche que creo que no había reproducido nunca nadie aún siendo tan bonito, al menos para mi.

Agradezco especialmente la ayuda de Ángel, Enric y Juan Carlos para llegar a este resultado