martes, 9 de mayo de 2017

Toyota Corolla Rallye de Portugal 1974 Mikkola-Todt

Hannu Mikkola y Jean Todt participaron en la tercera prueba del mundial de aquel año 1974, el Rally de Portugal, acompañando en el equipo Toyota Team Europe a Ove Andersson, que corria en la prueba como primer piloto y jefe de equipo, ambos con Toyota Corolla de Grupo 4.



 Sandro Munari empieza dominando la prueba con cinco segundos de ventaja sobre su compañero Pinto, los dos con Stratos, seis sobre Ragnotti (Alpine), ocho sobre el equipo Mikkola-Todt, nueve sobre Andersson y doce sobre Kullang (Opel). En el segundo tramo de nuevo es Munari el vencedor,pero con solo un segundo sobre Anderson y Mikkola-Todt, que empatan al segundo y en el segundo lugar. Detras Pinto y Kullang. Ragnotti se sale de la carretera.


 La tercera especial es de nuevo para Munari, pero con solo un segundo de ventaja sobre Mikkola-Todt, que estan apretando al lider con un motor de solo 1600 c.c., de 185 CV y 820 Kgs. de peso. Pero en la cuarta prueba Mikkola-Todt se salen de la carretera dañando seriamente al Corolla, pero sin daños personales. Ahi terminaron las opciones a un buen resultado. La prueba fue finalmente ganada por Munari, que demostro una abrumadora superioridad, y solo contestada por el Celica del jefe del equipo Toyota, Ove Andersson.


Hace un par de años en la mesa que Darío solía poner en el Foroslot (y a la que siempre había que estar atento) le quedaba un pequeño Corolla que me llamó mucho la atención y que prácticamente le arranqué de la manos... Siempre tenía algo original y tentador...


Tras un tiempo prudencial en barbecho, ya que la decoración que traía no me gustaba nada, decidí montarle un chasis y empezar a ponerlo a andar. En un principio tenía para él unas llantas de Escort de SCX, pero finalmente las cambié por unas de SRC que me cayeron en las manos -tras sustraérselas sin decoro alguno a un amiguete- y que le daban menos altura de goma. 


Tenía muy claro desde el momento en que lo vi que decoración quería para él... La de Mikkola, como no, que se vea que pilotó alguna cosa más que Escorts y Audis, jejeje... Pero solo tenía una foto y bastante parcial, así que eché mano de un amigo que nos ayuda a documentar los proyectos (actuales y futuros) y que es un autentico crack del tema documental, aparte de muy buena gente.
Gracias a los datos que nos proporcionó, pudimos completar la deco si mayor dificultad que ajustar las lineas, y al ser blanco el coche, más fácil aún de poner.


El coche es realmente muy sencillo, así que con algo de pintura blanca, unas pizcas de negro..


Y algo de plata en los lugares adecuados, tenemos un cochecillo de rallyes muy mono y poco visto


Los faros en fotograbado venían con el kit, así que lo más complicado fue ajustarlo todo


En serio, fue muy rápido y sencillo, de vez en cuando viene bien hacer uno así para recordar que es posible hacerlo  rápido y bastante presentable... Me gusta el Toyotita.





domingo, 12 de marzo de 2017

Abarth 1000 Bialbero. Reverter-Marquez. Rallye RACE 1965

La marca de Carlo Abarth estaba especializada en hacer pequeñas bombas de competición con bases de fabricantes generalistas, habitualmente FIAT, aunque también tuvo interesantes colaboraciones con Simca e incluso con Porsche.
Sobre un chasis de Fiat 600 los hombre de Abarth pusieron una bonita carrocería (de aluminio en principio) y en su parte posterior el bloque del mismo utilitario, pero con la cilindrada subida a 982cc y con una culata de doble árbol diseñada por el ingeniero Colombo que podía superar los 100CV. A partir de 1962 la carrocería modificaría su parte posterior para hacerla más aerodinámica y pasaría a ser de fibra...


Tras un fuerte golpe que dejó inservible su Lotus Cortina, Estanislao Reverter se tomó un período de descanso antes de partir hacia Italia a comprase uno de los pequeños pero explosivos coches que fabricaba Abarth. El elegido fue el Bialbero, un pequeño aparato de un litro de cilindrada y cerca de 100CV, y que con un peso bastante inferior a los 600Kg lo hacía volar a más de 200Km/h si fuera necesario, 


Tras algunas victorias y buenas actuaciones con él en Andorra y Portugal, participó en el RACE de 1965, prueba que mezclaba circuitos y carretera entre Madrid y Barcelona y en la que Reverter no empezó con buen pié ya que un par de pinchazos lo retrasaron de principio de la lucha, pero una gran remontada lo llevó al segundo puesto final.



En la entrada del Cobra de Godia, narro lo que fue esa edición del RACE 1965
Posteriormente Lalao vendió el Bialbero a "Runner" que no era otro que Jaime Juncosa hijo, concesionario Abarth para España y que participó con el en diversas pruebas conservando la decoración con la banda central balca y azul de la bandera gallega.

El Bialbero a 1/32 es un PSK comprado por pura pasión por el modelo y al que le tendría que hacer unas pequeñas modificaciones para asemejarlo al de Reverter que pretendo reproducir, no son cambios drásticos que justificaran clonarlo, por lo que no lo he hecho.

La verdad es que el precio del kit te hace pensarte un par de veces lo de cortarlo o modificarlo, pero quien dijo miedo...

Son solo unos pequeños retoques cosméticos: eliminar la imitación de soporte del tubo de escape


Tapar las tomas de ventilación del morro y eliminar la entrad de aire inferior


Y, sobretodo, tapar las marcas que delimitarían el corte del capó delantero, ya que el PSK tenía marcada una pequeña tapa en el capó, mientras que el de Reverter  abría el morro entero en una pieza


Una vez tapado, marco por donde debería ir el corte nuevo


Y lo vuelvo a pintar de rojo


Para las calcas recurro de nuevo a los servicios de Decal Station


Y el resultado a la vista está, las modificaciones han surtido efecto, pero la base era buena.



Las llantas son de un 600 Abarth de SCX y el resto de accesorios los traía el kit



Y sin más dilación lo sacamos al balcón a que le de un poco el aire



Me encanta el resultado y tenía muchas ganas de tenerlo en mi colección Reverter particular...

Y sobretodo tenía muchas ganas de hacer algo parecido a lo de esta foto:

Y ya tengo tres, y la idea de tratar de conseguir alguno más para ampliarla, jejeje




miércoles, 4 de enero de 2017

Chevrolet Corvette L88 Penske. 24h de Daytona 1966

El primer Sting Ray con motor 427 que se fabricó fué vendido a Roger Penske y lo pidió preparado para correr inmediatamente las 24 horas de Daytona. El coche estuvo listo en enero y Dick Guldstrand lo condujo hasta Daytona. Como el coche estaba preparado para competición, prescindía de lujos tales como las calefacción, y por esas fechas en St Louis hacía algo de fresco, por lo que le dieron alguna manta para no se quedara congelado.


Penske preparó un poco más el coche a su llegada a Daytona y en los entrenamientos fue el Corvette más rápido. Siguiendo las indicaciones de Penske, Chevrolet envió un segundo motor a Traco para su preparación, sacando de él 540CV, y colocaron ese motor en el coche para la carrera.

Guldstand, Ben Moore y George Wintersteen fueron los elegidos para pilotar el coche. Durante la carrera Wintersteen estuvo involucrado en un accidente, dañando seriamente el morro del coche y el radiador, que lo tuvieron que sustituir por el del coche de un espectador. Para poder ver durante la noche acoplaron unas linternas en el morro dañado, para continuar en carrera, aunque supongo que la visibilidad sería pésima. Sin embargo Guldstrand se acopló detrás de de un Ferrari Sport y siguiendo sus luces traseras batió así sin luces el record de vuelta rápida de GT, logrando terminar la carrera primeros de su clase y en el puesto 11 de la general.




El coche corrió esa única carrera con el color rojo original de fábrica, justo despues de la misma, el patrocinador del equipo (Sunoco) pidió a Penske que lo pintaran con sus colores, por lo que el coche pasó al azul oscuro que es ya parte de la historia del automovilismo


Os dejo un pequeño video promocional de Sunoco con nuestro protagonista de hoy



Hace ya algunos años que tengo este Corvette de Carrera pendiente de hacerlo de carreras, y hace ya casi tanto que sabía que tenía que ser el Sunoco rojo pese a tener el capó y las salidas laterales diferentes. Quizá haya mejores reproducciones del Sting Ray, pero el Carrera es más que digno, solo necesita un poco de cariño...¡Y unas llantas nuevas!



Para las llantas tenía claro que quería unas de las que utiliza MRRC en algunos Cobra, que imitan muy bien las Halibrand yankees de la época, pero tenían demasiada garganta para el Vette de Carrera..
Así que primero pensé en retocarlas, pero tenían demasiada proyección las traseras para que quedaran bien. Así que repasando existencia en las vitrinas, vi el pequeño Cheetah de MRRC que tenía unas que me vendrían de perlas... y a él le podían sentar las otras de miedo, como buena bestia parda que era...

Y así fue:


El Cheetah queda espectacular, pero mi renovado Vette no va a ser menos


Antes de nada quería solucionar lo de los tubos de escape, ya que los de serie no me valían, así que reutilizo piezas sobrantes de viejos proyectos, pero se me quedaban cortos... Así que tras rebuscar tubos que me dieran el diámetro adecuado y no encontrar nada, mi hijo me dió la solución con el palo de un paragüitas de chocolate...


Una medición por aquí, un corte por allá y ya tenemos los escapes a la medida adecuda.


Ahora tengo que hacerle un para de muescas a la carrocería para aumentar los pasos de rueda como hicieron en el real, me gusta mucho la improvisación de las modificaciones que se ve en el real, y voy a tratar de imitarlo

Un poquito de Dremel por aquí y por allá con algo de cuidado y ya está. También le hago un hueco para que se vea la salida del escape

Antes:


Despues:

En la parte trasera tengo que tapar las muescas donde iba encajada la defensa, así que utilizo un poco de plastijagu para poner en el sitio


Y lo rebajo un poco para que parezca el soporte de chapa donde iría atornillada la defensa del real


En el capó solo elimino la leyenda"427" de los laterales de la protuberancia 


Y ya le toca algo de pinturita, spray de duplicolor hoy


Y ya le puedo colocar las calcas de Decal Station que en esta ocasión hay que recortar los logos, operación que no resulta demasiado laboriosa, ya que el papel y la impresión son de muy buena calidad




Como os comenté antes, una de las cosas que más me gusta es que lo fueron haciendo al tiempo que entrenaban para las 24h de Daytona, por lo que a lo largo del historial de fotos del coche se van viendo cosas que se modificaban sobre la marcha, como los adhsivos de Sunoco, que en entrenos no llevaban, y, especialmente las aletas rebajadas en el mismo circuito y apañadas con la chapa remachada en vivo, la hoja de calcas trae una precisa calca imitando la pieza que pusieron el los pasos de rueda delanteros y que debeis medir antes de hacerles el rebaje para que quede perfecto, en los pasos traseros pusieron un trozo de aluminio vivo a modo de aletín, y eso trato de imitarlo con un trozo de cinta de aluminio, aunque no descarto sustituirlo por un trozo del metal donde vienen los fotograbados en un futuro, si la consistencia no me convence.


De paso que voy montando piezas, preparo los escapes ya pintados 


En la parte delantera, continuo reutilizando sobrantes para la parrilla delantera, porque desafortunadamente, la del coche de Carrera se va con la defensa. También le coloco unos supletorios


Le pongo un señor más de carreras que el que traía el coche y lo miro un buen rato para ver lo chulo que ha quedado...



Y ya que estoy lo comparo con un Grand Sport para buscar las siete diferencias


y no puedo evitar sacar otros Sunocos para ponerle al lado y ver la evolución de la especie



Y en cuanto tengo un momento de día, lo saco a la terraza a que le de la luz, que no el sol...





La verdad es que me gusta bastante el resultado con el Carrera ligeramente modificado, hay otras maquetas en el mercado que se pueden utilizar y que son incluso mejores que este, pero eso ya cada cual con lo que disponga... yo tenía este...